Skip to content

Las Armas de Nuestra Milicia.

February 14, 2013
Español: Publicidad para el enganche en la mil...

Español: Publicidad para el enganche en la milicia del año 1860. Argentina. (Photo credit: Wikipedia)

Josue 6:3 El Señor le dijo a Josue..te he dado Jerico, su rey y los poderosos hombres en tu mano. Marcha alrededor de la ciudad, todos vosotros hombres de guerra;iras alrededor de la ciudad una vez. Esto haras 6 dias. Y 7 sacerdotes llevando 7 trompetas iran enfrente del arca. Pero al septimo dia tu marcharas alrededor  de la ciudad 7 veces, y los sacerdotes tocaran las trompetas. Y pasara que cuando hagan un toque largo y fuerte del cuerno de carnero y cuando oigan el sonido de la trompeta, entonces todo el pueblo debera gritar con su grito mas fuerte..entonces la pared de la ciudad caera abajo.  Y el puebo subira a tomar la ciudad.

Y marcharon alrededor de Jerico el primer dia y regresaron al campamento. Iva el arca y enfrente 7 sacerdotes con trompetas y delante de ellos ivan hombres armados y detras del arca iva la  guardia posterior.

Asi marcharon por 6 dias. Al septimo rondaron la ciudad 7 veces y en la ultima ronda, aparte de sonar las trompetas, gritaron muy fuerte. Y paso que cuando la gente oyo el sonido de las trompetas y la gente grito con un gran grito, que la pared (los muros de la ciudad) cayeron. Entonces subieron a la ciudad, uno delante del otro y tomaron la ciudad.

Como esta esto por tactica y tecnica de guerra? Caminar rodeando…sonar trompetas. Gritar fuertemente.Y los mueros o fortalezas de la ciudad CAEN. No tiene sentido, ni logica. Pero Dios habia dicho que hicieran exactamente eso. Lo obedecieron y  paso como El les habia dicho que pasaria.  Para que se muestre quien es el que tiene el poder y quien es Dios. Esto es historia. Es la historia de su Pueblo. No es un cuento. Es historia que paso de esta forma. Nuestras armas no tienen que ser de la misma naturaleza a las del enemigo. No tienen que ser de igual potencia, ni siquiera tienen que compararse. Ni tienen que ser armas naturales o de acero.  porque Dios peleara por ti- es su batalla, no tuya.

Aunque andamos en la carne no peleamos de acuerdo a la carne. Las armas de nuestra milicia no son carnales sino poderosas en Dios para derribar fortalezas, tirando abajo argumentos y toda cosa que se exalta contra el conocimiento de Dios, trayendo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo. 2 Corintios 10:3-5

Advertisements
No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: